27/10/2022

La patronal de la logística adelanta una caída de envíos del 5,3% para el Black Friday y la campaña navideña

UNO, la Organización Empresarial de Logística y Transporte de España, celebró, en el marco de la feria Logistics & Automation de Madrid, la jornada ‘Ecommerce: claves logísticas en los picos de demanda’, en la que el presidente de la patronal, Francisco Aranda, ha avanzado las previsiones logísticas para el Black Friday y la campaña navideña 2022.

En su alocución ante cerca de trescientos asistentes, el presidente de la logística, ha desvelado que “este año se espera que las empresas de logística y transporte gestionen un 5,3% menos de envíos que en 2021 para atender los picos de demanda que se registrarán durante el Black Friday y la campaña navideña”. “Concretamente, prevemos que durante este periodo se gestionen cerca de 100.300.000 envíos, una cifra más moderada que la registrada el pasado año (cuando se gestionaron un total 106 millones de envíos), debido a los problemas económicos a los que viene haciendo frente nuestro país durante el último año”, ha matizado Aranda.

“La espiral inflacionista sin solucionar en la que estamos envueltos, la contracción del consumo derivada de la reducción del poder adquisitivo de las familias y la caída en las inversiones ya se han dejado sentir en nuestro sector, cuya actividad descendió un 16% en el segundo trimestre del año. Esta situación, por supuesto, tendrá un impacto directo en las grandes campañas de picos de demanda de este año”, ha explicado Aranda.

Concretamente, la patronal de la logística prevé que las empresas gestionen una media de 3,5 millones de envíos al día. Una cifra que alcanzará los 4,7 millones durante los días de máximo volumen, que se registrarán durante la semana siguiente al famoso ‘viernes negro’, la semana posterior al Ciber Monday y la semana previa a la Navidad.

En cuanto a la generación de empleo, Aranda también ha apuntado a una ralentización durante estas fechas como consecuencia de la inflación. “Pese a que el pasado mes de septiembre superamos el millón de afiliados en el sector, se trata de un crecimiento moderado teniendo en cuenta que este último trimestre del año suele arrojar de forma recurrente cifras muy positivas por los picos de demanda”, ha explicado.

“El pesimismo con que atisbamos tanto el final de 2022 como el comienzo de 2023, y que estamos viendo reflejado en las citadas campañas”, ha proseguido Aranda, “responde fundamentalmente a tres factores: el encarecimiento de muchos factores de producción como la energía, los desbocados niveles de inflación antes mencionados y las subidas de tipo de interés que ya estamos viendo”. “Sin olvidarnos, por supuesto, de los elevados impuestos que afectan directamente de forma negativa a la renta disponible y la financiación e inversión de las empresas; todo ello conforma la tormenta perfecta para reducir la demanda interna y, por tanto, supone un impacto negativo en el empleo, como ya venimos viendo”, ha señalado Aranda.

En relación a los hábitos de consumo, y como consecuencia de la inestabilidad económica, Aranda ha explicado que este año “se espera que crezcan las compras en plataformas de segunda mano”. “Además, venimos observando una búsqueda de ofertas en bienes de consumo de primera necesidad, la posibilidad de financiación flexible, y un mayor adelanto de las compras, pues los consumidores quieren buscar el mejor precio antes de que suban las tarifas aprovechando el tirón de las ventas”, ha concluido Aranda.

VOLVER AL LISTADO
FAVORITO (0)
COMPÁRTELO

SÍGUENOS EN @_CEIM_

NEWSLETTER

Sé el primero en conocer lo que hacemos