EMPLEO PARO

CEIM alerta del impacto negativo de las nuevas medidas laborales en el empleo

CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE subraya que, en términos interanuales, el desempleo se ha reducido un 6’17%, a la par que la afiliación a la Seguridad Social ha crecido al 3’06%.

Comparando 2018 con el año anterior, a nivel nacional, mientras que casi 300.000 parados encontraron empleo en 2017, apenas supera los 200.000 los que han sido contratados en el año que acaba de concluir. De hecho, la bajada del paro llegó al 11% interanual hace año y medio. También en Madrid el ritmo de descenso del paro en 2017 fue más intenso (35.400 parados menos) que en 2018 (30.700).

Se está produciendo, por tanto, una desaceleración en el ritmo de creación de puestos de trabajo, en un país donde más de 3.200.000 personas siguen en paro. Esta reducción lenta del desempleo es en parte explicable por los constantes anuncios de incrementos impositivos a nivel estatal, que menoscaban las posibilidades de competir en el exterior y de configurar un espacio económico favorable a la inversión y a la creación de empresas. 

En este sentido, el incremento unilateral de más del 22% de la base mínima de cotización, así como del 7% de la base máxima, supondrán costes adicionales, no previstos por las empresas, que se trasladarán al empleo y que rompen el equilibrio económico en los servicios públicos contratados al sector privado.

En cuanto a la Comunidad de Madrid, con menor fiscalidad y con mayor potencial de atracción de inversiones, el dinamismo económico explica que la tasa de contratación indefinida sea la más elevada de España, un 75% superior a la media nacional y, sobre todo, que el ritmo de creación de empleo supere al nacional, puesto que el paro se ha reducido en 2018 un 8’29%, un 34% más que la media nacional.

CEIM, por ello, pone en valor el desarrollo de la Estrategia Madrid por el Empleo, con la completa implantación de las medidas de políticas activas previstas en ella, destacando los importantes incentivos a la contratación indefinida, el desarrollo de actividades formativas, el reconocimiento de las cualificaciones adquiridas por la experiencia y la atención a los colectivos vulnerables.

También durante 2018 se ha seguido trabajando desde la Patronal Madrileña con los Sindicatos y el Ayuntamiento de Madrid en el desarrollo del Plan de Empleo de la Capital, con especial atención a la lucha contra la competencia desleal, la apuesta por el turismo y la colaboración con la Agencia para el Empleo.

Por ello, precisamente, se echa de menos un espacio de lealtad al diálogo social a nivel nacional, claramente menoscabado por el alza exponencial de las cotizaciones sociales y del salario mínimo, así como por medidas no negociadas en relación con prevención de riesgos laborales o revisión de modalidades contractuales, recientemente aprobadas por Decretos-Leyes, de discutible urgencia y necesidad.

Finalmente, en cuanto a la sostenibilidad del sistema de Seguridad Social, a pesar de que los ingresos están creciendo por encima del 6%, en buena parte por las cotizaciones sociales, es necesario abordar una reforma estructural que implique financiación vía impuestos, reordenación de las prestaciones y control del gasto, particularmente el derivado de la incapacidad temporal.

En lugar de introducir sobrecostes al factor trabajo, sería más oportuno debatir en el seno del diálogo social, políticas que incentiven la afiliación de más trabajadores, única vía para garantizar la viabilidad del Sistema y la creación de oportunidades de empleo.

VOLVER AL LISTADO
FAVORITO (0)
COMPÁRTELO

SÍGUENOS EN @_CEIM_

NEWSLETTER

Sé el primero en conocer lo que hacemos