3 CEIM

La Fundación CEIM beca a trece antiguos alumnos superdotados para ayudarlos en sus estudios universitarios

• Esta iniciativa ha sido posible gracias a la familia del primer presidente del Patronato de la Fundación CEIM, Max Mazin
• Los premios recayeron en José Carlos Gibaja, director del Programa de Altas Capacidades de la Comunidad de Madrid; y en Agustín Mascareñas, secretario de la Fundación CEIM
• El presidente de la Fundación CEIM, Arturo Fernández, la familia de Max Mazin; la consejera de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar; y el profesor Amable Liñán, Premio Príncipe de Asturias y autoridad mundial en el ámbito de la Ingeniería Aeronáutica, fueron los encargados de entregar las becas y galardones


Madrid, 3 de marzo de 2014. La Fundación CEIM entregó las becas y los premios de la “I edición de los Premios Max Mazin”, con los que, por un lado, se quiere ayudar a antiguos alumnos superdotados del Programa de Altas Capacidades de la Comunidad de Madrid en sus estudios universitarios de grado y postgrado; y por otro lado, reconocer el trabajo de profesionales, investigadores, organismos e instituciones que se ocupan de atender a jóvenes superdotados. En su primera edición fueron trece los alumnos becados por la familia Max Mazin y los premios recayeron en José Carlos Gibaja, director del Programa; y en Agustín Mascareñas, secretario de la Fundación CEIM.

El presidente de la Fundación CEIM, Arturo Fernández, la familia de Max Mazin; la consejera de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar; y el profesor Amable Liñán, Premio Príncipe de Asturias y autoridad mundial en el ámbito de la Ingeniería Aeronáutica, fueron los encargados de entregar las becas y galardones.

Asimismo, la Fundación CEIM, en colaboración con la familia Max Mazin, quiere que estos premios sean un homenaje a la figura de Max Mazin, primer presidente del Patronato de la Fundación CEIM, artífice y principal impulsor de la atención a alumnos superdotados.

Durante su intervención, el presidente de la Fundación CEIM, Arturo Fernández, destacó que Max Mazin fue un hombre “despierto, inteligente, inquieto, con el esfuerzo y el espíritu de superación como referencia permanente. Su vida fue de leyenda: sufrió la pérdida de toda su familia en el holocausto, huyó de la Unión Soviética, pasó por un campo de refugiados, por la cárcel…empezó de la nada. Y, además, dedicó su tiempo al impulso del asociacionismo empresarial, siendo el cofundador de CEOE y de CEIM”.

Los Premios Max Mazin se enmarcan dentro del Programa de Altas Capacidades de la Comunidad de Madrid. Una iniciativa pionera en España – comenzó a andar en 1999 con 157 alumnos y, actualmente, tiene más de 1.650-,  de carácter voluntario y gratuito, tiene como objetivo estimular el potencial y la creatividad de alumnos superdotados y evitar su fracaso escolar.

“Max Mazin fue precisamente el artífice e impulsor de este proyecto. Como era una persona adelantada a su tiempo, creyó firmemente que había que dedicar especial atención a los alumnos con altas capacidades”, explicó Arturo Fernández durante su intervención.

En este sentido, el presidente de la Fundación CEIM destacó que “hoy sabemos que un 2% de la población tiene altas capacidades. Sabemos, también, que si no se detecta y apoya adecuadamente, se puede convertir  en fracaso escolar y vital, incluso”. “No podemos permitir que se pierda todo este potencial de talento”, aseveró.

El Programa de Altas Capacidades de la Comunidad de Madrid se enmarca en el convenio de colaboración entre la Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid, y la Fundación CEIM. Está coordinado por la Dirección General de Educación Infantil y Primaria de la Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid.

Recientemente, la Fundación CEIM presentó este proyecto al Consejo Económico y Social Europeo, que aprobó un dictamen de iniciativa en el que se recomienda a los 27 Estados miembros a realizar actividades encaminadas a impulsar el potencial de los niños y jóvenes superdotados, tales como: la formación inicial y permanente del profesorado; el diseño y puesta en marcha de medidas educativas destinadas a estos alumnos; integrar en la formación del profesorado el uso de las tecnologías de la información y la comunicación y, por último, el estímulo de la creatividad, la innovación y la capacidad de iniciativa.

Además de esta iniciativa, en sus 23 años de existencia, la Fundación CEIM ha realizado múltiples acciones: premios, publicaciones, estudios, certámenes de arte gráfico para jóvenes creadores, etc.

En este sentido, su presidente anunció que se habían modificado sus estatutos para ampliar sus actividades.  “Queremos impulsarla para dedicar los esfuerzos de la Fundación de los Empresarios de Madrid a ejercer con pleno convencimiento el desarrollo de la Responsabilidad Social Empresarial”, aseguró.

Dentro de este amplio objetivo, la Fundación realizará nuevas tareas de comunicación, investigación social y científica. También, se hará especial hincapié en labores dirigidas a promover una mayor unión de la empresa con la Sociedad.

Además, se ha incluido entre los fines de  la Fundación, la realización de trabajos de cooperación internacional para el desarrollo, fomento del emprendimiento, establecimiento de redes de mentoring, etc.

“Estamos decididos a emprender todas aquellas medidas y acciones que contribuyan a impulsar la Responsabilidad Social de las empresas”, aseguró el presidente de la Fundación CEIM, al tiempo que destacó que “seguiremos apostando por el talento, gran riqueza de nuestro país y de nuestra Comunidad, representado hoy en estos jóvenes alumnos, que son una muestra de nuestro mayor potencial”.

Breve perfil de los alumnos becados

Pdf Imágenes    

 

C/Diego de León, 50 - 28006 Madrid - Telf.: 91 411 53 17 - Fax: 91 562 75 37