1 CEIM

CEIM participa con una ponencia en la Mesa redonda “Buenas prácticas en relación a la consulta y participación de los trabajadores en materia de prevención de riesgos laborales”

Madrid, 22 de octubre de 2012. Con el fin de incentivar el liderazgo en prevención de riesgos laborales en las empresas y fomentar la participación de los trabajadores, el IRSST, en el marco de la campaña europea “Trabajando juntos para la prevención de riesgos” y de la Semana Europea 2012, organizó un foro de discusión con expertos, bajo la moderación de la directora general de Trabajo y gerente del IRSST,  Mª del Mar Alarcón.

Francisco Javier Mota Martínez, de CEMEX, señaló que su empresa es la primera productora de hormigón del mundo y tiene en nuestro país 1.600 empleados. Afrontan la siniestralidad bajo el lema de que todos los accidentes son evitables. Desde 1997 se han sumado a la iniciativa “Cero accidentes”. Impulsan el liderazgo del mando y la responsabilidad de la alta dirección, el mando, los técnicos en prevención y los trabajadores. Como aspectos innovadores, han implantado las tarjetas de aviso de incidentes y riesgos que cualquiera (clientes o visitantes también) pueden rellenar y hacer llegar al mando, comunicando éste las medidas a adoptar. También han implantado la campaña “Avísame”, para que un trabajador señale a otro los riesgos que ha advertido. Los resultados son una disminución de la siniestralidad del 41% en el último ejercicio.

Antonio Moreno Ucelay, de Iberdrola, indicó que sus 10.000 empleados están acogidos a un programa denominado “Radar”. Se implantó porque, si bien existió un constante descenso de accidentes hasta 2006, desde dicho ejercicio la cifra se había estancado. La reflexión llevó a implicar más a los trabajadores en la prevención, a través de grupos de trabajo para controlar las conductas inseguras. Las sugerencias principalmente tienen que ver con comportamientos de los empleados o uso de los epis (77%) y sólo un 0’8% sobre mejora de los equipos de trabajo. El compromiso de los trabajadores en los grupos “Radar” mejora su autoestima para tomar decisiones críticas cuando afrontan el trabajo. Desde que se implantó, se ha reducido la siniestralidad un 78%.

Rosa María García Gómez, de Dynaplast, indicó que sus 117 trabajadores han visto mejorada la seguridad y salud desde que la empresa se acogió al Plan PREVEA, que ha servido para detectar situaciones inseguras, mejorar la formación y concienciar a mandos y trabajadores. Los accidente se han reducido un 25% en dos años.

Carmelo Plaza, de CC.OO., subrayó que los ejemplos citados no son aplicables a las pymes. Su Sindicato ha realizado un estudio sobre participación de los trabajadores en la prevención cuyos resultados no son positivos, ya que la crisis está incidiendo en la ausencia de participación y no se afronta suficientemente la implicación de los empleados en la organización del trabajo. Ésta se analiza como fuente de productividad y eficiencia, sin vislumbrar su faceta preventiva, lo que ahonda en la nula implicación de los trabajadores. Finalmente, señaló que habría que delimitar mejor las responsabilidades en los casos de subcontratación, donde no se ofrecen las mismas garantías de seguridad a los trabajadores de las subcontratas.

Beatriz Aguirre Cavero, de CEIM, felicitó a los representantes de las empresas por los datos ofrecidos e insistió en que la colaboración estable con Sindicatos y Administración merece una evaluación positiva, porque se hallan puntos de encuentro que han permitido avanzar en la lucha contra la siniestralidad. La prevención implica más competitividad y también mejora el clima laboral, además de su vertiente puramente relativa a la salud. Indicó que habría que reforzar la identificación de los riesgos y no trasladar otros objetivos a este campo. Subrayó que es necesario ayudar a las pymes y autónomos para que mejore su formación y la información sobre los riesgos, de forma que se abandone una prevención meramente defensiva. También abogó por difundir más las buenas prácticas de las grandes empresas y de los Sindicatos y Organizaciones Empresariales, principalmente desde el I Plan Director (2002), que ha servicio para resolver consultas, elaborar material didáctico, realizar visitas, jornadas, formación, etc. Finalizó sugiriendo facilitar la sustitución de maquinaria obsoleta, la eliminación (no la mera evaluación) de los riesgos detectados y promover foros para difundir buenas prácticas.

Rosa María Robledano, de UGT, echó de menos la participación como ponentes del IRSST y de la Inspección. Coincidió con CC.OO. en que la crisis está conduciendo a que haya menos recursos para prevención y en la necesidad de poner en valor la participación de los trabajadores en las pymes. También señaló que la organización del trabajo puede producir estrés y más accidentes por la sobrecarga de trabajo. Aportó el dato de que un cuarto de las empresas tienen anomalías en su evaluación de riesgos y subrayó la necesidad de coordinar mejor la seguridad en las subcontratas. Finalmente, coincidió en la importancia del Plan Director y, por tanto, en la necesidad de agilizar su desarrollo.

Pdf      

C/Diego de León, 50 - 28006 Madrid - Telf.: 91 411 53 17 - Fax: 91 562 75 37